26/02/2020 - 15:00

Noticias MX.- Con la visible intención de buscar alianzas con el sector empresarial en su lucha contra la corrupción, el presidente Andrés Manuel López Obrador firmó con sus representantes un convenio de Confianza Ciudadana, mediante el cual evitarán inspectores que los extorsionen para facilitar la operación de sus establecimientos mercantiles.

En el marco de la publicación de la Ley de Confianza Ciudadana, López Obrador precisó que su gobierno deposita la confianza en los empresarios, porque en general son honestos y cumplen con sus obligaciones fiscales, a excepción de algunos grandes inversionistas y banqueros que en sexenios anteriores tuvieron el aval de los expresidentes de la República para evadir miles de millones de pesos.

Con la presencia de la secretaria de Economía, Graciela Márquez y la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaun, López Obrador expresó que el objetivo de la ley en vigor a partir de hoy es el fomento del desarrollo económico con la confianza de que no incurrirán en irregularidades, porque sólo el 3% de los establecimientos mercantiles serán supervisados, con lo que prácticamente ya no habrá inspectores.

Durante la conferencia de prensa en el Palacio Nacional, el tabasqueño explicó que se busca frenar la corrupción que prevaleció en el pasado, en la que inspectores extorsionaban a los empresarios que con tal de evitar cumplir con los requerimientos legales, preferían sobornar al personal administrativo para poder operar sus respectivos negocios.

César Emiliano Hernández Ochoa, titular de la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria (Conamer), explicó que es voluntaria la adhesión al Padrón de Confianza Ciudadana, con la seguridad de que ya no serán objeto de extorsión por parte de inspectores del gobierno.

La secretaria Graciela Márquez y la jefa de Gobierno Sheinbaun, explicaron que todos podrán imprimir sus respectivas constancias de inscripción mediante las cuales se comprometen a denunciar a quienes se hagan pasar como inspectores y pretendan buscar ilegalmente un beneficio personal por parte de los empresarios. Se procederá contra ellos, dijeron.

Al firmar el convenio, los empresarios a su vez se comprometen a regularizar sus negocios, de los cuales sólo los de alto impacto podrán ser objeto de inspecciones, por los riesgos que representan o por las molestias que puedan ocasionar a la ciudadanía en su operación, explicó Sheinbaun.

Sheinbarun apuntó que el Congreso capitalino ya aprobó una ley similar para los empresarios locales que pueden recurrir a la ventanilla única a solventar cualquier trámite que les permita operar dentro de la normatividad, para fomentar el desarrollo económico y frenar la corrupción administrativa.

jvg