Su red instalada, "arma secreta" de Slim vs AT&T

El magnate dijo que AT&T, la empresa más grande del mundo, debe 190 mil mdd y quiere que el país le de 25 mdd de subsidios.


Redacción MX Político.- Con toda la autoridad moral que le otorga el ser el hombre más rico de América latina y uno de los 5 potentados más solventes del planeta, el mexicano Carlos Slim Helú denuncia a los competidores extranjeros de su marca en telefonía, específicamente al consorcio AT&T, el más grande del mundo, porque dice que llegan pidiendo al país "las perlas de la virgen" como condición para invertir.  

"Cuando llegó AT&T presumió que construiría su red, que la nuestra no la iba a usar, ahora resulta que es muy buen cliente; yo no debería estar diciendo eso, pero es nuestro cliente, porque como no invierten ellos usan la red del que tiene", dijo el empresario originario de la Ciudad de México.

Slim comentó que en la telefonía móvil tiene como competidor a AT&T, que es el más grande del mundo, y a Telefónica, que es el más grande de Iberoamérica, las cuales, opinó, invierten poco.

Información divulgada por el portal Forbes México este jueves, revela que el también ingeniero civil les propuso a sus competidores invertir en infraestructura propia en el país, en lugar de destinar recursos para competir en el mercado; toda vez que lo hacen a través de los medios de comunicación y pagando abogados para hacer gestiones.

"Dicen barbaridades", completó enfático Carlos Slim en la entrevista.


El costo de invertir en infraestructura: Lo menos rentable, es lo más caro.


Consolidar a Telmex y a Telcel como las líderes en américa latina, no han sido un proceso fácil ni gratuito. Estar en la cima, probablemente sea más difícil e incómodo de lo que se cree.

Ciertamente Carlos Slim adquirió una gran empresa,  -a juicio de muchos mexicanos- a "precio de ganga". 

Sin embargo, el propio empresario y estudios de factibilidad históricos, han revelado que consolidarse en el liderato a las empresas de telefonía del Grupo Carso, les ha significado un largo y hasta penoso -a veces- proceso de inversión e instalación de redes de infraestructura en todo el territorio nacional, pues lo que compró al gobierno mexicano como la antigua Teléfonos de México, S. A., era un cascarón en tecnología y alcances.

 

 

En un proceso sólo comparable con el de la CFE y PEMEX, que van desde planear, buscar autorización gubernamental y abrir los caminos para llegar a todos los rincones de la geografía nacional, para introducir la red por cables, posteado, o a través de antenas, parabólicas o convencionales; durante las últimas tres décadas, el proceso de expansión de la red ha sido en lo que más ha invertido la empresa de Slim y lo que más oneroso le ha resultado.

Volver a México "Territorio Telcel", ha representado meter cableado o señal inalámbrica al 96% del territorio. Para lo cual, hay millares de poblaciones, a las que para intercomunicarlas, hay que llevar, por ejemplo, un helicóptero para trasladar e instalar los postes o la antena, pues resultaría más expansivo hacer el camino, que, aunque de terracería, también lo han hecho en centenares de casos.

Intercomunicar con el resto del país a un poblado de 150 habitantes -por ejemplo- en lo más intrincado de una serranía, resulta más caro, que llevar el servicio a millones de clientes o usuarios, en una zona metropolitana, de cualquier valle o meseta del país.

 

 

Eso explica, en esencia, el porqué del cobro que hace Slim y su consorcio, del uso -por parte de otra empresa, sobre todo extranjera-, de su red instalada.


hch


 

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto

Minuto a Minuto