27/02/2020 - 05:00

México / Redacción MX Político.- Un grupo de investigadores rusos que investigan el fenómeno de Tunguska en 1908, el mayor impacto en la Tierra registrado en la historia moderna y que sigue sin resolverse, ha descubierto capas en sedimentos locales que podrían contener sustancias de origen extraterrestre, según un informe preliminar sobre los hallazgos de la expedición.

El 30 de junio de 1908, un objeto ígneo voló miles de kilómetros sobre Siberia antes de explotar en las proximidades del río Podkámennaya Tunguska. El origen de este fenómeno todavía es una cuestión discutida por los científicos. Las hipótesis principales sugieren que fuera la caída de un meteorito o la explosión de otro objeto espacial en la atmósfera terrestre.

Un equipo de físicos, geólogos y biólogos han investigado los sedimentos en el fondo del lago Zapovédnoye encontrando los vestigios de la catástrofe, traídos por aguas de crecida y las del río Lakura desde la zona.

"[El lago] es profundo y los sedimentos limosos acumulados en él no se mezclan sino que se asientan y conservan la información de los años pasados, incluida la historia incesante de cambios climáticos y eventos catastróficos", explica el subdirector científico de la reserva estatal de Tunguska, Artur Méidus.

fjb